Los niños desordenados

María y Carlos eran dos hermanos muy traviesos, solo se llevaban dos años de diferencia y siempre estaban juntos. Hacían todo tipo de travesuras, se escondían, se disfrazaban con la ropa del armario de sus padres, corrían por toda la casa… en fín, ¡cosas de niños!

Sigue leyendo