Claudia y el lado bueno de las cosas

Había una vez… una niña llamada Claudia que se pasaba el día sonriendo y haciendo reír a los demás. Tenía una carita muy dulce, redondita con la nariz llena de pecas y unos pequeños hoyuelos que iluminaban sus mejillas cada vez que sonreía. En el colegio estaba rodeada de amigos, pues su alegría era contagiosa y provocaba que todo el que estuviera con ella se encontrara feliz y de buen humor. No dudaba en acercarse a animar a cualquiera que estuviera triste hasta que sonriera, y siempre, siempre lo conseguía.

Sigue leyendo

El pequeño Diego y la llegada del Covid-19

La familia García vive en el centro de Madrid, una ciudad enorme, que rebosa vida, con calles inundadas de gente paseando; coches dirigiéndose  a cualquier lugar; grandes terrazas que ocupan las aceras y las plazas, mientras los músicos callejeros avivan el ritmo de los transeúntes y sus emblemáticos edificios iluminan el cielo. Es por eso, y por mucho más, que a Diego le encanta vivir en Madrid.

Sigue leyendo

El regalo del Día del Padre

Carlos y Lorena iban juntos al colegio, eran amigos desde pequeñitos y siempre hacían todo juntos. Salían al parque, jugaban a la pelota, ¡incluso en vacaciones iban con sus padres a disfrutar de la playa!

Un día salieron de clase muy emocionados, la profesora les había dicho que por el Día del padre tenían que hacer un regalo hecho por ellos mismos para su papá.

Sigue leyendo

Clara y la llegada del otoño

Había una vez una niña muy sonriente llamada Clara. Tenía 6 años, sus ojos eran de color miel, y su pelo era de color castaño con pequeñas ondas que caían sobre sus hombros.

La estación del año favorita de Clara era el verano, porque siempre se iba un mes de vacaciones a la pequeña casita en la playa de sus abuelos, y se pasaba el día haciendo castillos de arena junto a su hermano mayor, Lucas.

Sigue leyendo