La bruja Maruja

Había una vez…

En el medio de un gran bosque en lo alto de las montañas, había una pequeña aldea cuyos habitantes eran únicos, pues era una aldea mágica y todos los que vivían allí poseían algún don especial.

Cuentos educativos

En la parte baja de la aldea vivía una familia de duendes, eran pequeñitos y con las orejas puntiagudas, todos llevaban gorritos y zapatos verdes.

En la casa de al lado había una pareja de magos que tenían más de doscientos años, pero unos años atrás, bebieron el elixir de la eterna juventud y nunca envejecían.

Otros de los vecinos más curiosos del lugar eran los hermanos Claus, dos gnomos gruñones por fuera pero muy bondadosos por dentro.

cuentos infantiles

Y finalmente, tres casas más arriba, se encontraba una casa de piedra amarilla, con el tejado de madera y una pequeña chimenea de la que los días más fríos salía humo de todos los colores.

Allí era donde vivía Maruja con su familia, ella era la pequeña de cuatro hermanas, su madre era un hada madrina y su padre un sabio mago con la barba tan larga, que tenía que recogerla para no pisarla al caminar.

Las hermanas mayores de Maruja habían heredado la belleza de su madre, y también su poder, ya que las tres eran hadas madrinas como ella, no como la pequeña Maruja que era diferente.

Pues por algún inexplicable motivo, la pequeña de las hermanas nació con el único don que nadie poseía en la aldea, y es que Maruja no era hada, sino bruja y nadie entendía el por qué.

Pero eso a Maruja no le importaba, su familia la quería, sus hermanas siempre le decían que cuando fuera mayor se convertiría en bruja hermosa y poderosa y sus padres le decían que ella estaba allí para protegerlos a todos, porque era la más fuerte y valiente del lugar.

Cuentos educativos

Su padre le enseñaba pócimas que algún día le serían útiles, y su madre le contaba cuentos mágicos antes de irse dormir.

Por eso a Maruja no le importaba ser diferente, lo que más le importaba era que su familia le quería y ella era muy feliz sabiendo que si ella era diferente era por algún motivo especial que algún día, no muy lejano, descubriría.

FIN

Cuento original escrito por: habiaunavezuncuento.com 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s