El regalo del Día del Padre

Carlos y Lorena iban juntos al colegio, eran amigos desde pequeñitos y siempre hacían todo juntos. Salían al parque, jugaban a la pelota, ¡incluso en vacaciones iban con sus padres a disfrutar de la playa!

Un día salieron de clase muy emocionados, la profesora les había dicho que por el Día del padre tenían que hacer un regalo hecho por ellos mismos para su papá.

happy fathers day

Imagen Vía freepik

Tenían muchas ideas, pero no sabían cuál elegir, así que ese mismo día decidieron ir a casa de Carlos a pensar ideas de regalos.

Entraron en la habitación de Carlos y su mamá les preparó la merienda. Miles de ideas salieron de sus creativas mentes.

– “¡Un dibujo gigante!” – Gritó Carlos

– “Pero yo le he hecho muchos dibujos a mi padre, me gustaría hacer algo nuevo” – contestó Lorena

– “¿Y si les cocinamos algo?” – Continuaba Carlos

– “¡Jajaja! Tendría que ayudarnos alguien y tenemos que hacerlo solos” – replicó Lorena

– “¡Qué difícil!” – dijo Carlos – “no se me ocurre nada

– “Tiene que se algo que lo guarde para siempre y le guste mucho, mucho” – pensaba Lorena

Tras darle varias vueltas, lanzar varias ideas al aire, reírse con algunas; a Carlos se le ocurrió algo perfecto.

-“¡Lo tengo!”- “Una foto nuestra, pero con un marco bonito que hagamos nosotros

-“¡Me encanta!” – exclamó la niña.

Los dos pequeños fueron a buscar a la madre de Carlos para contarle su plan por el Día del Padre, y a ella también le encantó la idea.

Al día siguiente, volvieron a casa de Carlos, y su madre les había dejado dos marcos de madera y un montón de pintura de colores para que lo decoraran a su gusto.

Esa tarde lo pasaron en grande haciendo el regalo del Día del Padre. Pintaban, se lo enseñaban el uno al otro, y se ilusionaban pensando en el momento en el que se lo iban a regalar.

Cuando llegó el gran día, Carlos y Lorena se levantaron en sus casas y corrieron a darles sus preciosos regalos a sus padres, ambos padres se emocionaron al ver una foto tan bonita con sus marcos decorados, abrazaron a sus hijos con mucha fuerza y guardaron la foto para siempre.

Fin.

Cuento original escrito por Había una vez un cuento

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s