Lulú y los mayores

Lulú era una gatita muy vergonzosa. Siempre se escondía en su habitación cuando iba gente a casa.

Cuentos breves infantiles

Su mamá le decía que saliera a saludar, pero a Lulú le daba mucha vergüenza.

  • Sólo debes saludarlos y cuando ya lo hayas hecho te puedes ir si quieres – le decía cuando llegaban invitados.

Para Lulú era un gran esfuerzo, los mayores eran muy grandes y prefería no verles.

Un día fueron unos amigos de sus padres y trajeron a su pequeño hijo Lucas. Cuando su mamá le llamo para que saliera a saludar, Lulú se encontró con Lucas, le saludó vergonzosa y se fue a su habitación.

Lucas fue detrás de ella y cuando entró en su cuarto dijo:

  • Hola me llamo Lucas, podemos ser amigos y cada vez que vengan mis padres vendré con ellos.

Lulú se le quedó mirando unos segundos y dijo:

  • ¡Vale! ¡Así podemos jugar juntos mientras los mayores hablan de sus cosas!

Y así poco a poco, visita tras visita, Lulú empezó a relajarse cada vez más cuando alguien iba a casa, cuando Lucas iba jugaban juntos y si no iba, saludaba a los mayores con una gran sonrisa y a veces estaba un rato con ellos y otras no, pero nunca más volvió a esconderse.

Idea original escrita por habiaunavezuncuento.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s