Clara y la llegada del otoño

Había una vez una niña muy sonriente llamada Clara. Tenía 6 años, sus ojos eran de color miel, y su pelo era de color castaño con pequeñas ondas que caían sobre sus hombros.

La estación del año favorita de Clara era el verano, porque siempre se iba un mes de vacaciones a la pequeña casita en la playa de sus abuelos, y se pasaba el día haciendo castillos de arena junto a su hermano mayor, Lucas.

Sigue leyendo