Gato y perro: poema

Gato y Perro no dejaban de pelear

y su dueña les tenía que separar,

cada vez que se cruzaban se gruñían sin parar,

y la gente les mandaban a callar.

Sigue leyendo